Sesiones con Muriel Enseñanzas Esenciart Eventos Blog Quienes somos Testimonios Contacto

Castellano | English
English Castellano

Testimonios

 

 

"EsenciArt se ha convertido en la brújula que guía mi camino y el  faro que ilumina mi conciencia.

Cada día me conozco y  comprendo más profundamente, gano en conciencia y ya he liberado gran parte de mi fuerza vital.

He aprendido a gestionar mis emociones en lugar de suprimirlas y enterrarlas. A establecer límites. A cuidarme y acompañarme a mí misma y ser mi prioridad. (En vez de hacer el papel de “buena” y cuidar de los demás para no sentir el dolor de mis propias necesidades o la frustración de no recibir el “cuidado de los demás”).

Ahora tengo una autoestima saludable. Confío en mí, respeto mis ritmos (abrir, cerrar…) Puedo dar algún paso atrás y me trato con amabilidad y cariño y me animo a volver a los hábitos que me ayudan, en lugar de a los que me perjudican.

Ha desaparecido la lucha interna y he encontrado la respuesta perfecta a las voces internas criticonas y machaconas: ME AMO.

Va desapareciendo la sensación de no ser suficiente, de no hacer suficiente.

Está bien la que soy en este momento, aquí y ahora.

Me sorprendo a mí misma siendo más auténtica cada día. Teniendo y  expresando opiniones propias aunque difieran de las de los demás. Sintiéndome y estando en mi centro y diferenciándome de las personas con las que comparto (antes me fusionaba, me perdía a mí misma, seguía la corriente...)

Cada día reconozco la belleza, la fuerza y el talento que hay en mí. Y me permito brillar, sabiendo que mi luz no achicará a quien esté a mi lado, sino que le recordará cuan brillante es su luz.

Descubrí que la prisión en la que me hallaba presa, la había creado yo y que la llave para salir de ella está en mi poder.

Siempre me costó marcarme objetivos y trabajar con constancia en su dirección. Me creía que era una lista de cosas poco agradables de nombrar. Ahora conozco las maneras en las que aprendí a boicotearme, una de ella bajar mi energía al mínimo para no sentir la intensidad de mi anhelo. Ahora puedo sostenerme conectada a mi anhelo y no perderlo de vista. Voy hacia lo que deseo en mi vida con confianza y determinación.

Cada día refuerzo la sensación de estar a salvo en este mundo. Poco a poco, he podido deshacer la coraza que me mantenía aislada de los demás Y la sustituyo por un saludable límite que me permite interactuar con el otro. Dar y recibir.

También ha mejorado mi sentimiento de pertenencia, ¡es maravilloso sentirse aceptado y parte del grupo!

Hace 20 años empecé mi camino de transformación, desde entonces me he formado profesionalmente en diversas técnicas y terapias, corporales y psico-energéticas, pero no me sentía  segura, como si me faltara algo. Cuando acompañaba a mis clientes en sus procesos emocionales, lo hacía desde mi mente.

En este 1er año de la formación EsenciArt, al aprender a deshacer mis nudos, he podido  acompañara a los demás en cuerpo y alma; estando presente, abierta, receptiva. Esto a su vez, les ha permitido conectar con sus emociones, su cuerpo, sentirse seguros y poder expresar y llegar más profundo a través del  protocolo de  las 9 fases de transformación.

He avanzado más en mi transformación en este año de formación EsenciArt que en los últimos 20 años juntos. Y ha sido de una manera natural, orgánica, respetuosa y saludable".

Bet Ribera   

19/09/2019    

Bet Ribera, estudiante del primer ciclo de la Formación EsenciArt

 

"La Formación EsenciArt me ha dado muchas cosas buenas... nombrar cada una seria una lista muy larga.
En general se puede decir que he aprendido a conocerme a mi misma de una forma más profunda; a reclamar mi poder sobre mi realidad; a sentirme a mí misma de forma más equilibrada; a enfrentar los sentimientos menos agradables, y muchas herramientas que me sirven en las situaciones del día a día.
La familia que formamos entre todos en el curso, junto con la sabiduría y amor de Muriel, me ayudaron a sentirme acogida y segura, algo que para mi era muy importante para poder confiar y llegar a lugares profundos. Estoy muy agradecida por este aprendizaje y con ganas para profundizar y explorar más el año que viene"

Testimonio Ela, estudiante del primer ciclo de la Formación EsenciArt

 

"La formación EsenciArt, me ha servido para situaciones que no sabía gestionar muy bien

El otro día viví una situación cotidiana que a mí me produjo mucha intensidad emocional, El proceso EsenciArt me ha servido para ver que toda esa intensidad no venía de lo que había pasado sino que se me estaba despertando una herida de cuando era pequeña... ¡De hecho era una herida que yo no sabía ni que la tenía! Aunque sí que la recuerdo, no la recordaba como algo que se me hubiera quedado en el cuerpo, como una memoria emocional. Y bueno, me fue muy bien el trabajo con las 9 fases de transformación EsenciArt.

La formación con Muriel tiene un toque de mucha calidad por cómo es, por todo el amor que le pone, la escucha, la empatía, la comprensión…

Y me gusta mucho esta sensibilidad que tiene para ver que está pasando, qué necesita la persona y darles el tiempo,

Yo creo que en los procesos terapéuticos el tiempo de cada persona es diferente y es muy importante respetarlo, yo veo que Muriel lo respeta con mucho amor.

A mi simplemente el asistir y observar como trabaja Muriel, ver cómo conduce las sesiones, ha sido muy enriquecedor.

También me ha ayudado para complementar cosas que ya había hecho; me ha ayudado a profundizar en conocimiento y práctica. Lo digo porque, creo que la Formación EsenciArt es tanto para personas que nunca han hecho nada dentro del crecimiento personal o del mundo terapéutico, como para personas que ya tienen un bagaje en este mundo; es muy interesante".

 

Alba, educadora social y estudiante del primer ciclo de la Formación EsenciArt

 

“EsenciArt sirve para aprender sobre cómo tus problemas con el mundo son una escalera que conduce a una sabiduría innata que siempre ha estado contigo. Sirve para amar lo que eres, lo que fuiste y lo que quieres ser”.   

Jose F. 32 años. Empresario y Músico. Alicante.

 

“Estoy muy contenta de haber podido participar en este grupo de supervisión con Muriel a lo largo de este año (…) Durante estos meses el grupo se ha convertido en una cita deseada, cada vez más. He notado como el grupo ha tenido su propio proceso (…) creando un espacio muy valioso en el que sentirnos respaldadas, apoyadas y a gusto. Muy a gusto, cada una estando donde estaba (…) Siento que esto ha sido posible porque el grupo se ha creado alrededor de la presencia de Muriel, centro  sólido y flexible a la vez, claro, sencillo y complejo, amoroso y abierto (…) Gracias!”           

Erica. 47 años. Antropóloga. Italia.

 

“Recuerdo que mi mujer me decia que ella opinaba que la angustia que yo tenía, según ella era muy antigua. Desde que empecé a transitar el camino con Muriel, fue la primera vez que me animé a ir mas en profundidad a lugares donde ni siquiera sabía que existían. Y me pasó que por conocerlos y animarme a entrar a esos lugares hoy vivo la vida cada vez con menos miedos, menos angustias y por lo  tanto siento a los días…más lindos. Por otro lado el ejercicio de creer cada vez mas en mis imágenes espontáneas o intuiciones que salen desde mi interior en la paz y tranquilidad me ha despertado un mundo desconocido y muy excitante por recorrer.”             

Lucio. 47 años. Arquitecto. Argentino.

 

“El grupo de supervisión ha representado para mi un gran apoyo, sostén  y contenedor a lo largo del año. Ha sido un lugar de protección y seguridad del cual he podido disponer siempre sin importar el estado en que me encontrase en cada momento, puesto que iba a ser siempre bien recibida en cualquier caso, y eso ya es un descanso en sí mismo… En nuestro pequeño grupo se ha generado una buena sinergia entre nosotras, lo cual nos ha brindado la posibilidad de trabajar y afrontar juntas algunas de nuestras limitaciones en este espacio nuestro de seguridad entre nosotras y bien contenidas bajo la supervisión de Muriel. Me ha gustado mucho el haber podido llevar al grupo algunas de las dudas que me han surgido en relación a mis primeros clientes y ha sido muy beneficioso el poder tratarlas en él. Os lo recomiendo!”   

Natalia C. Barcelona (España)

 

“(…) Está siendo un proceso en el que estoy consiguiendo pasar del pensamiento a la sensación y de la sensación a la aceptación y de la aceptación a la paz, conmigo mismo y con lo que me rodea. Un proceso de reconexión con la energía de la tierra y de conexión de ésta con mi siempre activo mundo imaginativo y creador. Mundo en el que campaba feliz pero desconectado, establecido en mi mente pero no en mi cuerpo, y ahora poco a poco, mediante un hilo de agua, que se agranda y agranda hasta convertirse en río, fluye hacia abajo e inunda mi cuerpo y trae a todas mis terminaciones nerviosas agua fresca. Y sintiendo este agua fluyo por la tierra y me siento menos amenazado porque sé que lo ríos saben esquivar, rodear, saltar las piedras, los problemas, los obstáculos siempre que conserven el empuje primigenio, aquel que con fuerza les hizo ser vida en su nacimiento.(…)

Es, también, un proceso en el que estoy contando con la ayuda necesaria para enfrentarme a aquellos muros, aquellas presas en el que el agua se quedó estancada en el pasado, a vislumbrar que ese pasado sigue en el presente dentro de mis células y que éstas claman por vencer ese miedo que quedó en ellas instalado.

Probablemente sólo no sabría como hacerlo. Y a la vez me está dando confianza en los instrumentos que poseo dentro de mí para sanar aún más, y no hay mejor instrumento en mi caso que vivir plena, consciente y con pasión el mundo del arte y la educación.

Desde la última sesión he notado un aumento muy fuerte de mi conciencia corporal, en el sentido de que andando por la calle siento mi cuerpo, y lo siento grande, fuerte, cómo nunca lo había sentido, es más, me da la sensación de que nunca he tenido cuerpo y ahora sí lo tengo, es cómo si hubiera engordado diez kilos, crecido un montón y pisara como un elefante. Eso me hace sentir poderoso y enérgico. También me he notado más que nunca dueño de mi propia vida, con confianza en lo que emprenda,  con ganas de emprender y sin miedo de hacerlo”.  

Juan. 38 años. Profesor de teatro, dramaturgo y fotógrafo.

 

“Muriel es el verbo hecho arte. De forma natural sabe como interaccionar con honestidad, aportando apoyo y comprensión al mismo tiempo que te plantea retos para ponerte frente a frente con tus debilidades y finalmente superarlas con tus fortalezas.”  

Jose. 32 años. Empresario y Músico.

 

“(…) Con los 9 pasos de EsenciArt voy recorriendo esta experiencia íntima y personal. Donde los conceptos y creencias se difuminan, y es una intuición natural la que me conduce en este viaje de vuelta a mi esencia. Voy de la mano con Muriel, que me acompaña y me apoya en este viaje tan especial. Con un amor infinitamente amplio, me guía y me da las herramientas necesarias para superar los baches del camino. Con su presencia se crea un marco resguardado y amable que acoge mi proceso. Esta experiencia me ha cambiado la vida, y sé que lo seguirá haciendo…. GRACIAS  Un abrazo grande. Hasta pronto!!      

Beatriz, 23 años. Alicante.

 

“En este taller, he pasado por muchas sensaciones, pero sobre todo, por mucha experiencia, de reconectar con antiguos recuerdos olvidados, que creo que hacen a mi persona. Estoy agradecida. Ha sido muy bonito encontrar  y explorar mi esencia, y también ahora, tener las herramientas para continuar!”             

Amalia. 32 años. Estilista Argentina.

 

“Para mí es como hacer foco. Me ha ayudado a aclarar algunas ideas de cómo funciona el mundo. Cómo nos afectamos los unos a los otros incluso a distancia. Con Muriel he podido ver cómo se dirige una terapia, desde que recibes a la paciente hasta cuando entra en proceso…Y cómo generalmente entramos y salimos del mismo patrón. El secreto reside en el arte de actuar desde el centro. Una práctica para toda la vida! Gracias Muriel! Y en lo emocional, el grupito fue como un bálsamo. Como una cápsula de sanación a distancia. Esperaba el momento para reconectarme y salir de mi propia guerra interior. Gracias chicas, por vuestra paciencia y presencia. Un abrazo fuerte a todas”        

Katia k. Girona.

¿Te gustaría recibir más información?
Rellena el formulario de abajo para poder informarte y dale a enviar.


Enviar ahora